ETERNAL GEM- nuestras artesanias
Search

Los anillos de mullos o pepitas hechos a mano son una opción cada vez más popular para quienes buscan un accesorio único y especial. Estos anillos se caracterizan por su belleza natural, su alta calidad y su diseño exclusivo. Más allá del brillo convencional, estos anillos cuentan historias únicas, reflejando la destreza artesanal y la conexión con la naturaleza. En este viaje, exploraremos las razones irresistibles para elegir esta joyería única que va más allá de lo ordinario.

Unicidad y Exclusividad

Los anillos de mullos o pepitas hechos a mano son piezas únicas, cada una con su propia historia por su belleza y su brillo. Los anillos elaborados con estas piedras son una verdadera obra de arte que te hará lucir radiante. No hay dos anillos iguales, por lo que puedes estar seguro de que llevarás un accesorio que nadie más tiene.

Una inversión a largo plazo

Los anillos de mullos o pepitas hechos a mano son una inversión a largo plazo. Pueden ser un regalo perfecto para alguien especial, o una forma de mostrar su apoyo a la artesanía local. Y con el paso del tiempo, su valor solo aumentará, por lo que se convertirán en un tesoro familiar que podrás transmitir a tus hijos y nietos.

Experiencia Sensorial

Explora la joyería desde una perspectiva táctil. Cada textura cuenta una historia, permitiéndote experimentar la autenticidad y el amor dedicado a cada detalle con tus propias manos. Al ponerse un anillo de mullos, se pueden apreciar una serie de sensaciones que combinan la belleza de la naturaleza con la destreza de las manos artesanas.

La vista: El brillo de los colores, la textura de las fibras, el diseño del anillo.

El tacto: La suavidad de la fibra, la ligereza del anillo, la sensación de comodidad.

El oído: El sonido de las fibras al frotarse, el sonido del anillo al chocar contra otras superficies.

El olfato: El aroma de la lana de llama, el aroma de la naturaleza.

Elaboración artesanal

Los anillos de mullos son una pieza de artesanía tradicional que se elabora en los Andes ecuatorianos. Son elaborados con una técnica de tejido único que combina la belleza de la naturaleza con la destreza de las manos artesanas. Este proceso artesanal garantiza la calidad y la singularidad de cada pieza.
A continuación, se detallan los pasos específicos del proceso de elaboración de un anillo de mullos:

  1. Selección de la fibra: Los artesanos seleccionan los mullos de mejor calidad, que deben ser suaves y con un color uniforme.
  2. Tejido: El tejido se realiza en un telar tradicional, que es un instrumento que consta de dos barras horizontales y dos verticales. Los artesanos utilizan una aguja para tejer la fibra en un patrón circular.
  3. Formado del anillo: Una vez terminado el tejido, se procede a dar forma al anillo. Esto se puede hacer a mano o con la ayuda de una máquina.
  4. Acabado: El acabado consiste en aplicarle un tratamiento al anillo para protegerlo de los elementos. Este tratamiento puede ser de aceite, cera o laca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *